ESCRITORIO LURAN
Escritorio básico para una diseñadora de modas, empotrado a la pared con un solo apoyo. Sencillo y sin mayor parafernalia para que sirva de base neutra para la actividad compositiva llena de colores de su usuaria. Se concibió en una pintura sencilla pero resistente, poliéster blanco.


Ver Galería